Haban&co

En Haban&co trabajamos de una forma empática y eficiente, ajustándonos a su ritmo y necesidades, para que pueda vivir una experiencia personal y única. Somos sensibles a sus deseos e ilusiones, por ello ofrecemos alternativas diferentes, según perfiles y maneras de viajar. 

Nuestro equipo de profesionales, con expertos cualificados en el mundo del arte y del turismo, le ayuda a confeccionar una experiencia a su medida. Con el objetivo de ofrecerle distintas propuestas creativas, así como solución a sus peticiones de forma rápida y eficaz.

Haban&co trabaja directamente con colaboradores locales, creando nuestros propios productos, diferentes al resto del mercado. Nuestro conocimiento y pasión por Cuba junto a nuestra red de contactos le acerca a las distintas realidades cubanas.

Todos queremos sentirnos especiales cuando viajamos, disfrutar de experiencias y momentos únicos. En Haban&co lo conseguimos de una manera muy cercana a la cultura y los artistas cubanos, como se hacen las cosas en Cuba. Para nosotros el truco es sencillo: tratar a los demás igual que nos gustaría que nos trataran a nosotros mismos. 

 

 

Abanico de artistas en La Habana

El abanico en el clima caluroso de la Isla es casi un objeto indispensable. Fue introducido en Cuba durante la época de la colonia, y alcanzó su máximo esplendor con el auge de la burguesía criolla, a mediados del siglo XIX. Desde entonces pasó a formar parte del atuendo de jóvenes, damas e incluso de caballeros.

En aquella época nació la costumbre de personalizarlos y decorarlos con obras de pintores cubanos. Como casi todas las tiendas tenían sus propias fábricas, vendían abanicos adornados y lisos, para que el cliente demandara el diseño a su gusto. Aún se conservan varios pintados por Valderrama, Romañach, y otros artistas de los siglos XIX y XX.

El abanico también sirvió para fines políticos. Durante la Guerra de la Independencia, los cubanos lo emplearon para enviar mensajes; su código secreto, con el que jóvenes amantes se comunicaban en público, se modificó burlando así la vigilancia española.

Según antiguas creencias, usar un abanico trae buena suerte, pues al moverlo su brisa puede quitar de nuestro camino lo desagradable. Para nosotros, la palabra "abanico" ha estado presente desde el primer momento. La imagen corporativa con la que nos definimos se logra visualizar de la mezcla de dos objetos sumamente cubanos, un Peso y un Abanico. 

Si Cuba le ofrece un abanico de posibilidades a descubrir, Haban&co le ofrece un abanico de artistas en La Habana.

 

logo
© Haban&co       ph: Niccolò Guasti      Nov 2014
(+34) 610 351 740
(+53) 5 46 31 636