Entrada de blog

Und Jetzt? ¿Y ahora qué? José A. Figueroa en Madrid

José A. Figueroa (La Habana, 1947) fue asistente, amigo y colaborador de Alberto Korda en el Studio Korda, La Habana (1964-1968) época en la que reflejó y reivindicó la imagen de su generación, la generación beat, faceta poco conocida de la Cuba de los años sesentas. También en esos años inicia su conocido ensayo Exilio (1967-1994), a partir de la documentación de la emigración de sus familiares y amigos hacia los Estados Unidos y el éxodo por mar de 35.000 cubanos en el verano de 1994. Entre 1968 y 1976 trabajó como fotorreportero de la revista Cuba Internacional, similar en formato y concepción a Life, y una de las más reconocidas revistas cubanas por la calidad de sus ensayos fotográficos, diseño y periodismo de investigación. Sus fotos -concebidas como series o ensayos- incluyen las transformaciones del campo cubano (El camino de la Sierra, 1969-1986); la guerra en Angola (1982-1983); la crisis económica cubana tras el colapso del socialismo en Europa del Este (Proyecto Habana, 1990-1996); la caída del muro de Berlín (mayo-julio, 1990); y Nueva York el 11 de septiembre de 2001; entre otros temas o eventos. El libro José A. Figueroa. Un autorretrato cubano, publicado por Turner, Madrid 2008, recorre sus más de cuarenta años como fotógrafo desde el documentalismo de los sesenta hasta su más actual conceptualismo.

Und Jetzt? (¿Y ahora qué?), es un ensayo en gran parte inédito, que refleja la experiencia vivida por el fotógrafo y su esposa, la comisaria Cristina Vives (La Habana, 1955) durante los meses de mayo-julio de 1990 cuando el muro de Berlín caía físicamente y se unificaban las dos Alemanias. Und Jetzt? puede considerarse una historia contada por las fotografías de Figueroa y el texto de Vives, cuando ambos se vieron atrapados por la sorpresa, la incertidumbre y la esperanza.

"La noche del 8 de noviembre de 1989 caminé por la avenida Unter den Linden (Bajo los tilos) hasta unas cuatro cuadras de distancia de la puerta de Brandenburgo, vista desde el este. Estaba sola y tenía mucho miedo porque las personas que se congregaban eran cada vez más numerosas y porque me decían que el muro se estaba "cayendo". Llamé a La Habana para que Figueroa, mi esposo, supiera que algo grande estaba pasando; de no ser así no tendría noticias de primera mano.

En mayo de 1990 regresé a Berlín Este con Figueroa para inaugurar una exposición de sus fotografías en la Haus der Jungen Talente. A la inauguración asistimos el curador, dos o tres amigos y nosotros pues, a esa misma hora, los artistas e intelectuales de la ciudad estaban manifestándose en reclamo de transformaciones para el gremio. La exposición de Figueroa fue la última organizada entre Cuba y la entonces RDA.

Los cubanos no teníamos conciencia de la transcendencia de los hechos que ocurrían en la Alemania Democrática porque nunca fueron divulgados en toda su magnitud por los medios oficiales de la isla; pero sí sentíamos que "algo" estaba funcionando mal en el mundo socialista europeo y que "aquello" estaba influyendo en nuestras vidas.

"Cuando estaba haciendo la foto de la reja rota en Helmut-Just Strasse, donde se ve a una muchacha tratando de brincar al oeste, no fui capaz de cruzar para ver por mí mismo lo que había del otro lado. Tenía miedo. ¿Qué podía pasar si me "cogían" del otro lado? Yo era cubano y tenía lo que se dice, miedo histórico..."

Nuestros amigos berlineses Gerhard y Petra también se enfrentaban por primera vez a esa experiencia. Todos pertenecíamos a una generación marcada por límites físicos, ideológicos o sicológicos, y habíamos crecido solicitando permisos oficiales para cruzar cualquier frontera. El muro fue para Figueroa el gran protagonista que se iba desmoronando frente a sus ojos, fotografía tras fotografía, tan rápidamente como fue construido: en cuestión de horas.

Tan conmovido estaba por los acontecimientos, y a la vez tan respetuoso de la privacidad que los berlineses requerían para digerir su nueva realidad que decidió no usar sus cámaras y lentes profesionales -al contrario de los cientos de fotógrafos del mundo entero que cubrían la noticia de la caída del muro-, en su lugar utilizó una cámara point and shoot para turistas. Así fotografió sin perturbar a nadie, ni siquiera a sí mismo, porque a fin de cuentas no había gran diferencia entre él y sus compatriotas de la RDA. Esa circunstancia era también la suya.

Hay pocas personas en sus imágenes y las pocas que aparecen sugieren sobre todo estados de ánimo: soledad, dolor, curiosidad, temor, osadía. Todo lo fotografió desde "el lado de acá" del muro, desde el Este aún llamado Democrático; un territorio que sentía todavía seguro.

La noche del 30 de junio de 1990 Figueroa y yo, junto a amigos comunes, gastamos en vino los últimos DDR Marks que nos quedaban antes de que dieran las doce y desapareciera esa moneda. Con ella desapareció la República Democrática Alemana. Todo había sucedido demasiado rápido.

Luego de semanas caminando la antigua frontera y hablar sobre el "antes" y el "después" de lo que veíamos. Figueroa sabía que todavía no había encontrado la imagen que resumiera nuestra experiencia. Fue entonces cuando Petra escribió en el piso del balcón de su apartamento de Bomholmer Strasse, en Berlín Este, la pregunta Und Jetzt? y nos entendimos perfectamente.

Und Jetzt? (¿Y ahora qué?) es un ensayo desde la perspectiva de un cubano, que abrió una interrogante para la Cuba de los años noventa, aún no respondida."

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                          Texto cortesía de Cristina Vives.

La exposición se inauguró ayer 26 de mayo y estará hasta el 31 de julio en Casa de América Madrid dentro del festival de PhotoEspaña.

Tags: 

logo
© Haban&co       ph: Niccolò Guasti      Nov 2014
(+34) 610 351 740
(+53) 5 46 31 636